Saltar al contenido

Propiedades de las Avellanas

Avellanas

Las avellanas suelen ser de los frutos secos que hoy por hoy y desde hace años hacen un lugar en la sociedad en vista de que es un fruto con un sabor sumamente peculiar que suele ser muy agradable al paladar de quienes la degustan.

¿De dónde vienen las avellanas?

La avellana es el fruto de tipo nuez del avellano común. Se trata de un frondoso árbol cuyo nombre científico es: Corylus avellana. Etimológicamente proviene del latín nux abellana, «fruto seco o nuez de Avella», pueblo de la provincia italiana de Avellino.

Como se puede apreciar anteriormente; las avellanas son un fruto seco sumamente delicioso que se origina en Asia, y desde allí se empezó a extender su venta y su consumo hacia el resto del mundo.

Sin embargo, la variedad más popular a nivel mundial de este fruto es la europea, obteniendo tanta popularidad a causa de su maravilloso sabor y también gracias a sus grandes beneficios y propiedades.

Avellanas
Ricas avellanas peladas

Propiedades de las Avellanas

Las avellanas son un fruto seco con gran popularidad gracias a que se trata de un fruto que contiene una maravillosa cantidad de nutrientes muy importantes que son capaces de intervenir en determinados procesos que desarrolla el organismo.

Alto contenido en Vitaminas

Entre una de las más importantes propiedades que poseen las avellanas se encuentra la Vitamina E, la cual es una vitamina que contiene maravillosas propiedades antioxidantes y propiedades antienvejecimiento que retrasan estos problemas frecuentes con el tiempo.

De igual manera las avellanas cuentan con Vitamina B1 o también llamada Tiamina, la cual es una vitamina que promueve el buen funcionamiento del sistema nervioso; mientras que también promueve el crecimiento y la regeneración de la vista y a la vez de la piel.

Las avellanas poseen Vitamina B6 o Piridoxina, la cual es una vitamina que interfiere en el buen funcionamiento del sistema inmune y también en la formación de los importantes glóbulos rojos; y también puede llegar a intervenir para la regulación a nivel de las hormonas.

Las avellanas poseen también Vitamina B9 o Ácido Fólico, siendo un fruto seco que puede llegar a aportar una gran cantidad de ácido fólico, el cual se torna sumamente importante para el desarrollo del embarazo ya promueve la formación del sistema nervioso del bebé.

Alivio para los dolores menstruales

Aunque, este fruto seco llamado avellana es capaz de intervenir en los procesos menstruales en vista de que este fruto es capaz de aliviar los molestosos síntomas que se presentan con la aparición del síndrome premenstrual.

Lucha contra la anemia

Su alto contenido en vitaminas y minerales, permite prevenir la aparición de ciertos problemas como la anemia y es capaz de mejorar la buena salud de la piel en vista de que le brinda fortalecimiento y elasticidad.

Beneficiosas para el corazón

Corazón
Las avellanas tienen un importante efecto beneficioso para el corazón

Las avellanas también contienen un mineral llamado Magnesio, el cual es el mineral capaz de encargarse de la buena salud del corazón, aunque también promueve la transmisión de los impulsos nerviosos y también del buen estado y desarrollo de los huesos y los dientes.

Fortalece los huesos

De igual manera, se trata de un fruto seco que contiene grandes cantidades de calcio, por lo que el consumo de la misma promueve el buen estado de los dientes; así como también ayuda a la salud y lo que suele ser el fortalecer el calcio a nivel de los huesos en el cuerpo.

Baja el colesterol malo

Pero también es un mineral capaz de disminuir los altos niveles de colesterol en la sangre, así como también es capaz de intervenir en la permeabilidad de las membranas celulares mientras logra regular al mismo tiempo la frecuencia cardiaca.

Esto ayuda a que se logre mantener estable la tensión arterial, por lo que se recomienda el consumo frecuente de avellanas en personas hipertensas; aunque también posee Omega 3 y 6, beneficiando la salud cardiovascular.

Entre los beneficios de las avellanas destacan las propiedades que son capaces de fortalecer el corazón, ya que cuentan con grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas que funcionan como cardioprotectores que regulan los niveles de colesterol bueno y malo.

De igual manera es un fruto beneficioso para mantener el buen estado de los vasos sanguíneos en vista de que las avellanas poseen una acción antioxidante a causa de una de sus vitaminas y de fitoesteroles que son capaces de brindar elasticidad a los vasos.

Mejora el tránsito intestinal

Las avellanas son sumamente deliciosas y el consumo de las mismas trae consigo la adquisición de una gran cantidad de beneficios en vista de que se trata de un fruto seco que cuenta con grandes contenidos de fibra, mejorando la salud intestinal.

De igual manera, las avellanas cuentan con proteínas de origen vegetal que se pueden combinar con cereales, lo que logra transformar las proteínas en un elevado valor biológico, mejorando la salud.

Fuente de energía

Otro de los beneficios de las avellanas se encuentra enfocado en el sobreesfuerzo físico y mental que pueden sufrir los seres humanos, puesto que es un fruto rico en nutrientes y en energía que logrará funcionar como una muy buena fuente de energía diaria.

Efecto antioxidante

De igual forma estamos hablando de un fruto seco capaz de retrasar los efectos del envejecimiento, mientras que también es capaz de prevenir el cáncer por contener betasitosterol, el cual contiene propiedades anticancerígenas.

Cómo tomar las avellanas

Pues, lógicamente, lo mejor es comprarlas y tomarlas tostadas ya que este proceso de cocinado potencia aún más su sabor.

La dosis recomendad de avellanas al día es de 30 gramos (equivale a unas 18 avellanas). Esta ración aporta el 5% de los nutrientes necesarios en un día. Es genial, sobre todo, por la comodidad de llevarlas en una bolsita en cualquier lugar y comerlas cuando necesitamos. La miel con avellanas también tiene hace una combinación excepcional